Multan Telefonica

Caso El Eco: se cumplen dos meses de la incautación de los equipos sin avances en la Justicia

El sábado 18 de abril se cumplieron dos meses desde que la jueza Letrado de 1 Turno de Carmelo, Dra. Alexandra Facal, ordenó la incautación de los equipos electrónicos del semanario “El Eco” de Carmelo, en el marco del proceso iniciado a raíz de una denuncia por la utilización de software sin licencia presentada por la Asociación Antipiratería del Uruguay.

La Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) y el Centro de Archivos y Acceso a la Información Pública (CAinfo) han realizado una serie de reclamos para que se deje sin efecto la medida que afecta de manera grave la libertad de expresión. Además de la denuncia pública, ambas organizaciones pusieron en conocimiento de la situación a un integrante de la Suprema Corte de Justicia.

En los últimos días surgió un nuevo elemento respecto a la denuncia presentada contra El Eco que llama la atención a la APU y CAinfo.

El jueves 16, la empresa de software Adobe publicó un comunicado en el que descarta cualquier relación con las gestiones realizadas por el abogado Fernando Couto y la Asociación Antipiratería que preside a fin de cobrar multas contra empresas uruguayas que utilizan software sin licencia.

“Aun cuando el uso de software no autorizado es una infracción que se persigue de oficio en el sistema legal de Uruguay, Adobe Systems Inc manifiesta: que no ha mandatado, ni autorizado, a ninguna persona física o jurídica, a celebrar acuerdos que pudieran involucrar el pago de multas, indemnizaciones o cobro de honorarios, relacionándolos directa o indirectamente con los derechos de autor de Adobe Systems Inc.

Respecto de los hechos anteriormente referidos Adobe Systems Inc deslinda toda responsabilidad.

Se comunica a todos los consumidores que cualquier asunto relacionado con los hechos mencionados en el texto, pueden ser dirigidos al email: reportur@adobe.com”, dice el comunicado publicado en “El Observador”.

A esto se suma que Couto declaró en su momento que el dinero que él le cobraba a los medios tenía un destino que no se podía hacer público y que quedaba en un secreto acordado entre él y las empresas, según le dijo al semanario Brecha. “La Asociación Antipiratería es sin fines de lucro. Pero ese es un tema reservado entre las marcas y yo. Eso es un tema aparte”, contestó, al ser consultado sobre cuál era el uso que se le daba al dinero.

Precisamente, la presunta representación de Couto para reclamar en nombre de Adobe y otras empresas fue “reconocida” por la jueza Facal cuando decidió dar curso al juicio contra El Eco.

Ante el comunicado de Adobe, la APU y CAinfo reclaman que esta situación sea aclarada y que la jueza Facal libere los equipos de “El Eco” para que el semanario pueda ser editado de manera normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *